Home » Alergias y Enfermedades Autoinmunes » ¿PORQUE SE PRODUCEN LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES?

¿PORQUE SE PRODUCEN LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES?

Las enfermedades autoinmunes son aquellas en los cuales nuestro sistema inmune produce anticuerpos en contra de nuestros propios tejidos. Son más frecuentes de lo que se piensa y todas empiezan en el intestino.

Además de producir trastornos en el propio intestino, se producen otra serie de eventos que traspasan el intestino y pueden afectar todos los órganos del cuerpo.  Debido a que la gran mayoría de los procesos autoinmunes se originan  por medio de los mismos mecanismos, es lógico pensar que raramente una enfermedad autoinmune existe en forma aislada.

Normalmente las células del tracto gastrointestinal se encuentran en directa proximidad la una con la otra mediante unas uniones llamadas uniones estrechas, y esta barrera es muy exigente con que sustancias dejan pasar hacia los vasos sanguíneos que se encuentran del otro lado de estas células. Cuando las células se irritan o se inflaman, generalmente por efecto de un sinfín de sustancias tóxicas, ellas empiezan a separarse las unas de las otras. (Fig.1)Intestino permeable-www.luzmariagiraldoFig 1. Intestino permeable    (Tomado de http://drjockers.com)

 

La pared intestinal se vuelve como un colador, resultando en el llamado Síndrome de Intestino Permeable. En este momento en que se separan las células, todo tipo de sustancias tóxicas como moléculas de proteínas parcialmente digeridas, toxinas bacterianas, químicos del medio ambiente, etc.,  pasan hacia la circulación, donde no deberían estar.

Para el sistema inmune, pareciera que estuviera bajo una invasión de agentes extraños y empiezan a producir anticuerpos contra estas proteínas extrañas. El problema verdadero empieza cuando algunas de estas proteínas externas se parecen a las proteínas de nuestro cuerpo, las proteínas que forman parte de nuestros propios tejidos.

Y para no correr riesgos, este sistema inmune vigilante, producirá anticuerpos contra estas proteínas de nuestros órganos.  Entonces, si estas proteínas que atravesaron la pared intestinal, se parecen estructuralmente lo suficiente a las proteínas de la glándula tiroidea, se produce un hipo o hipertiroidismo autoinmune (Enfermedad de Hashimoto o de Graves). Si esta proteína se parece al tejido de las articulaciones, podemos terminar con una artritis reumatoide. Y si se parece a la cobertura de mielina de nuestros nervios, se produce la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrófica. Y así sucesivamente.

¿Entonces, que causa la autoinmunidad?  Un importante contribúyete es la reactividad inmunológica a ciertas comidas, que pueden encender la chispa del proceso autoinmune.

Por ejemplo, la sensibilidad al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, centeno, cebada y avena, es muy frecuentemente el culpable de hipotiroidismo, migrañas, anemia, fatiga crónica y muchas otras enfermedades.

Aunque cuando pensamos en intolerancia o reacción al gluten, solo pensamos en la enfermedad celíaca (una enfermedad en la que hay inflamación crónica del intestino en la cual hay diarrea crónica, dolor abdominal, dificultad para absorber nutrientes, etc.), y aunque el gluten puede dañar el tracto digestivo, gran parte de síntomas producidos por el gluten son extra-intestinales. Y con frecuencia son de tipo neurológico.

Así no seamos inmunológicamente reactivos al gluten, su consumo produce una permeabilidad intestinal durante unas cuatro horas después del consumo del gluten debido a que estimula aumento en la producción de una proteína localizada en la unión de las células intestinales llamada zonulina, que regula los espacios entre los enterocitos. (Fig.2)zonulinFig 2. Cuando aumento la producción de zonulina, los espacios intercelulares se abren más ampliamente y por más tiempo. (Tomado de www.mazda.ahuranews.com)

 

Alrededor del 40% de las personas que son sensibles al gluten, también presentan sensibilidad a la caseína de la leche, que se parece estructuralmente al gluten, por lo  que el sistema inmune se puede activar ante la caseína como si fuera gluten.

Otras exposiciones tóxicas, además de la sensibilidad a los alimentos pueden iniciar el proceso autoinmune. Hoy en día la carga tóxica ambiental ha aumentado en forma considerable, con la aparición de aproximadamente 80.000 sustancias químicas producidas por la industria desde la Segunda Guerra Mundial.  Entre ellos encontramos los organismos genéticamente modificados, petroquímicos, plaguicidas, herbicidas, etc.

Esta es la razón porque la autoinmunidad es tan frecuente hoy en día, cuando antes era una enfermedad rara.   La autoinmunidad tiene una predisposición genética, pero es la interacción de nuestros genes con el medio ambiente, llamada epigenética, lo que lleva a que se expresen este tipo de enfermedades.

Cualquiera que sean los síntomas de un proceso autoinmune en particular, ellos no necesariamente tienen que estar con nosotros para siempre.  Desde el punto de vista de tratamiento, hay muchas herramientas con las que se puede abordar estas patologías, principalmente el manejo de la dieta y de los componentes tóxicos de nuestro medio inmediato.

 

Palabras Clave: enfermedades autoinmunes, síndrome intestino permeable, toxinas, gluten

You must be logged in to post a comment.